Ventajas y desventajas de los diferentes sistemas de calefacción y ACS

Buenas tardes.

Antes de nada agradeceros la respuesta que os hice en el anterior mail. Estoy con el proyecto de mi casa y ya que no tengo ningún tipo de experiencia ni conocimientos al respecto me surgen muchas dudas sobre este apasionante pero complicado camino que se nos presenta.

La duda que tengo ahora es sobre la instalación de agua caliente y calefacción.

Al principio nos recomendaron placas solares con radiadores eléctricos pero la verdad yo no soy muy partidaria utilizar los radiadores eléctricos. También nos hablaron de la geotermia, pero ya que la casa solo va a tener 120m2 no nos recomendaron este tipo de sistema.

Ahora me surgen dudas respecto a la aerotermia, ya que la verdad no tengo ni idea de que se trata, que mecanismos utiliza, que requisitos tiene ni cual sería la inversión estimada para esto.

Por lo que agradecería que me pudieran aconsejar al respecto. Que tipos de sistema hay para la calefacción y para el agua caliente, cual sería el más adecuado, más económico, más rentable y en concreto la aerotermia.

Espero no causar muchas molestias con mi consulta y que me la puedan resolver lo antes posible, ya que estamos con los últimos preparativos para presentar la documentación y así obtener la licencia.

Un saludo y muchísimas gracias.

Invierno y calefacción.jpg

Hola de nuevo,

tal y como comentamos en la entrada anterior, la pregunta que nos enviaste es tan extensa y variada que hemos decidido contestarla con varios fascículos, ya que no sabíamos cómo organizar la información de forma breve y directa, sin liarnos o liarte con demasiada información inconexa. Así pues, ¡vamos con la segunda entrega!

Hoy hablaremos de los diferentes tipos de instalaciones de calefacción que existen y cómo podemos clasificarlos de forma entendible, así como cuáles son sus principales ventajas y desventajas. Lo primero que se debe hacer para realizar una buena clasificación es separar entre la fuente de energía utilizada (el combustible que gastamos, para entendernos) y el sistema o aparato emisor de calor utilizado (es decir, de donde sale el calor que recibimos).

Así pues, las fuentes de energía más utilizadas pueden ser: Biomasa o leña, gas (natural, ciudad, propano, butano…etc), electricidad, gasoil, geotermia, aerotermia (de la que ya hemos hablado), solar. Si hablamos de cuál es la mejor fuente de energía que podemos utilizar deberemos tener en cuenta, siempre bajo nuestro punto de vista, dos factores principales: ¿Cuánto nos cuesta a nosotros y cuanto al planeta? Aquí cada cual es responsable y consciente sobre que pregunta pone en primer lugar ya que, como veremos, existen alternativas de todo tipo.

biomasa

www.pescaex.com

En primer lugar hablaremos de la biomasa y de la leña; quizás sea porque somos unos románticos, pero consideramos que este tipo de combustible es una de las mejores opciones de las que disponemos a la hora de calentar nuestra casa. Y es que como seres humanos, llevamos toda nuestra historia utilizando la madera como medio para aclimatarnos, y este combustible, no solo ha logrado sobrevivir a la fuerte competencia comercial a la que se le ha sometido durante las últimas décadas (con el impulso del gasoil o más tarde de los diferentes tipos de gas), sino que ha sabido reinventarse a través de la biomasa (los famosos «pellets») conservando algunas de sus propiedades más bellas (como por ejemplo la compañía y el hipnotismo que produce el aspecto de sus llamas) e igualando (o incluso en algunos casos superando) las capacidades caloríficas de sus competidores. Así pues, ya sea a través de la reinvención de las antiguas calderas de leña, convertidas a las actuales de biomasa, o a través de distintos aparatos de alto rendimiento, recuperadores de calor, alimentados con troncos, que han mejorado y mucho los antiguos fuegos a tierra, debemos considerar la acción de quemar madera no solo como una alternativa, sino como una opción seria y principal para el sistema de calefacción de nuestra casa. Además, a todo esto se le puede añadir que, por el momento, resulta un combustible de lo más económico y, en el caso de los «pellets» bastante limpio.

Es precisamente en este punto donde se encuentra una de sus principales desventajas, pues aunque menos que la leña tradicional, la biomasa produce ceniza que habrá que limpiar de forma periódica y la leña, además, produce suciedad en su almacenamiento. A todo esto habrá que considerar que necesitaremos de un espacio importante para su acopio. El esfuerzo de trasladarlo hasta el punto de combustión es algo que ha solucionado de forma parcial la biomasa, con sistemas de reparto a domicilio y grandes depósitos. A todo esto, hay que añadir que estos aparatos necesitan ser de una calidad media o alta (esta recomendación debería servir para todas las cosas que compramos en la vida, pero ya sabemos cómo está el mundo), pues en este caso el comprar un aparato de mala o baja calidad nos puede generar humo al interior de la vivienda, llegándonos a producir desde molestias en forma de olores hasta graves intoxicaciones; con esto, es fácil entender que la inversión inicial en estos equipos va a ser más importante.

Calefacción a Gas.jpg

El gas, en todas sus extensiones, es una de las fuentes de energía que más ha crecido en los últimos años en nuestro país. Desde que se empezó a promocionar las instalaciones de gas propano, alimentadas a través de ciclópeos tanques, a finales del siglo XX hasta hace poco, cuando las grandes empresas se dedicaron a poblar nuestras localidades con tuberías subterráneas mientras regalaban las instalaciones a sus futuros clientes (o en el peor de los casos les ofrecían grandes descuentos), el gas se ha convertido en un compañero discreto y habitual, presente en la mayoría de las terrazas, balcones y patios de nuestras viviendas. Este combustible es una energía limpia, eficaz y que, según la teoría, no contamina (aunque en su origen, su extracción le cuesta a nuestro planeta consecuencias brutales e irreversibles). En el caso del gas natural o el gas ciudad, una de sus principales ventajas es que no debemos preocuparnos por su almacenamiento, ni distribución, aunque en pequeñas localidades no suele llegar. El propano, en cambio, tiene un poder calorífico bastante superior, aunque deberemos instalar un tanque que la compañía se ocupará de rellenar periódicamente o, en su defecto, usarlo con botellas similares a las típicas bombonas de butano, cosa que lo hace menos seguro y algo más molesto que el gas natural.

Entre sus principales desventajas, aparte del coste de su extracción para nuestro planeta que ya hemos comentado anteriormente, hay que destacar el elevado precio que tiene en la actualidad, fruto de una subida de precios considerable en los últimos años, que ha encarecido mucho una energía que se presentaba, en principio, como económica para sus usuarios. Existen una amplia gama de productos generadores de calor que funcionan a través del gas (natural, ciudad, propano…etc.) de distintas calidades y que utilizan sistemas más o menos eficientes así que, el consumo y el rendimiento dependerán en gran medida de éstos parámetros y, por norma general, una buena caldera nos va a costar también una inversión económica importante.

Electricidad.jpg

La electricidad, por su parte, no suele ser una energía muy recomendable para ser usado en calefacción, pues la gran mayoría de los sistemas de que dependen de ésta suelen tener un consumo muy elevado en relación con su rendimiento, a no ser que vinieran apoyados por placas captadoras solares eléctricas (cosa que de momento no está muy bien regulado legalmente) y al precio que está hoy en día la electricidad, la factura se verá incrementada de una forma exponencial. Para la generación de ACS, en cambio, la electricidad y la energía solar son sistemas bastante recomendables, pues la primera no consume en exceso y se puede apoyar fácilmente y legalmente con placas productoras de agua caliente; de hecho, en algunos tipos de edificios, según el nuevo CTE, es obligatoria la instalación de placas solares productoras de ACS. Para ser más específicos, las instalaciones solares (tanto la eléctrica como la de producción de agua caliente) son muy adaptables a cualquier otro tipo de instalación, produciendo un ahorro considerable en tanto para nosotros como para nuestro planeta. En el caso de las instalaciones eléctricas, una de sus ventajas es que se trata de aparato de instalación sencilla, barata y limpia; en el caso de la energía solar, en cambio, suelen ser aparatos más complicados de instalar, que necesitan de un espacio considerable (aunque generalmente se ubiquen en cubierta) y cuya inversión es bastante importante.

Geotermia edificios calefaccion.jpg

www.geotermiaonline.com

La energía geotérmica, por otra parte, es aquella que se aprovecha de la temperatura del interior de la tierra. Esta se encuentra a temperaturas constantes independientemente del punto de altitud en que estemos o de las condiciones climatológicas de la zona, y nos puede proveer de calor en invierno y de frío en verano (a través del calor y el frío almacenados en el subsuelo) y de ACS durante todo el año. Todo esto se hace mediante una bomba de calor geotérmica, que no es más que un dispositivo eléctrico conectado a un intercambiador enterrado en el suelo, con unas tuberías plásticas de alta resistencia y gran duración por las que circula un liquido que se encargará de producir el intercambio de temperatura. Una de las principales ventajas ecológicas que presenta este sistema es que en su proceso no se genera ninguna combustión y, por tanto, no emitimos ningún humo a la atmósfera.

Su principal desventaja se encuentra en la inversión inicial, ya que requiere de importantes superficies horizontales o de enterrar las tuberías a grandes profundidades, llegando a ser el sistema más costoso de todos; aún así, este sistema (si está bien calculado) resulta suficiente para abastecer todas las necesidades de climatización de un edificio y, por lo tanto, se llegará a amortizar. Otro inconveniente a destacar es que necesitarán de un espacio para la zona de maquinas, cosa que con otros combustibles que hemos descrito anteriormente esto no sería necesario.

En la próxima entrega, hablaremos del tipo de emisores que existen actualmente para la climatización de los edificios.

<< Volver

La arquitectura como objeto acabado

Existen a lo largo de la historia concepciones y convenciones muy diversas sobre qué es y qué no es arte (unas más definitorias que las otras e incluso algunas de categóricas). Aún así, muchos de los creadores contemporáneos vienen arrastrando ya desde hace varias décadas la herencia (consciente o inconsciente) de algunos artistas del siglo XX que llegaron a la conclusión que el arte no puede ser nunca un objeto acabado, que su forma nunca alcanzará la perfección y que, por tanto, se encuentra en continua transformación. En este sentido Alberto Giacometti decía: «una escultura no es un objeto (…) no puede ser ni acabada ni perfecta«; los objetos «solo remiten a sí mismos», «todo objeto debe estar bien acabado para funcionar o para servir. Cuanto más acabado está, más perfecto es, mejor funciona y más bello es.»

alberto-giacometti

https://www.guggenheim.org

Si cogiéramos estas afirmaciones como premisa efectiva, deberíamos reformular algunas de las preguntas y respuestas que hemos ido obteniendo a lo largo de la historia, y que han condicionado nuestra forma actual de ver el arte hasta un punto del que no somos conscientes. Por ejemplo, cuando incluimos con total naturalidad trabajos de diseño industrial, o incluso los de diseño gráfico, entre las disciplinas artísticas ¿acaso no estamos contradiciendo esta contundente afirmación? ¿Acaso estos no son trabajos de creación de objetos perfectos y acabados que tan solo remiten a sí mismos? En esta misma tesitura podríamos perfectamente poner a la arquitectura, aunque esta, con sus numerosas contradicciones históricas en las que ahora no nos vamos a adentrar, ya se ha encargado de defenderse.

Según algunos de los arquitectos contemporáneos, la casa (o el edificio en general) es un objeto u organismo que se ve afectado, transformado o mutado por múltiples condicionantes (el paso del tiempo, las agresiones naturales e incluso las transformaciones de los usuarios o de otros arquitectos que intervienen posteriormente). Por tanto, nunca va a conseguir ser un objeto terminado, pudiendo entrar así en la categoría de obra de arte por su constante imperfección. En este sentido, entra en conflicto la afirmación de que «a las masas usuarias les suele ser más fácil vivir en la mala arquitectura que en la buena arquitectura» (O. Bohigas), (y que ya se analizó en otro artículo desde una óptica distinta), pues la mala arquitectura resulta más fácil de adaptar por los usuarios por tener menos «personalidad»; así pues, una supuesta arquitectura «inalterable» (la buena arquitectura según algunos) no podría categorizarse como obra de arte, por haber alcanzado un grado de perfección máximo y, por tanto, no debería calificarse como arquitectura; o, por el contrario, la arquitectura no debería calificarse como arte.

Escultura.jpg

En la misma línea, deberíamos plantearnos si algunas de las respuestas obtenidas que beben de forma directa de la internacionalmente aceptada «arquitectura de la máquina» son las correctas. Asumiendo como verdadero el hecho de que una máquina es un objeto terminado y que, por tanto, nunca puede ser arte, ¿cómo puede la arquitectura de la máquina ser obra de arte? ¿Acaso se trata sólo de una referencia lírica y, por tanto sin valor alguno, o las aspiraciones reales de ésta eran las de alcanzar los niveles de perfección de la máquina? De ser así, ¿deberíamos negar o replantearnos las herencias que esta nos ha legado a la hora de hacer arquitectura por tratarse de meros formalismos?

La afirmación de Le Corbusier en este sentido es tan famosa como categórica: La casa es una máquina para vivir (…) La casa debe ser el estuche de la vida, la máquina de la felicidad”. ¿Significa esto la exclusión del mundo del arte de la arquitectura o la inclusión de los objetos en el arte? A algunos les puede parecer un tema demasiado lejano y que en la actualidad ya ha sido superado, pero solo se necesita hacer una pequeña mirada histórica para darnos cuenta del gran peso que seguimos arrastrando hoy en día del legado de la arquitectura de la máquina, aunque haya sido filtrada o reinterpretada por arquitecturas como las de Stirling, Archigram y muchos otros más.
Hacia una arquitectura.jpg

HACIA UNA ARQUITECTURA

¿Significa, por el contrario, la nulidad de las exposiciones de Giacometti y de tantos otros contemporáneos y posteriores a él? De ser así, ¿cuáles de estas proposiciones debemos poner en duda y cuáles no? Resulta bastante obvio que la respuesta dialéctica de Le Corbusier, aunque a través de creaciones brillantes, parece que responde más a concesiones propias del autor que a planteamientos más genéricos. La idea del maestro suizo de que «la máquina de habitar» no funciona sin «alimento espiritual«, es insuficiente para muchos, y el artista rodeado de materia de Giacometti o el repensar la casa desde una óptica más sensorial de Friederick Kiesler, son ideas que han calado en muchas de las arquitecturas contemporáneas, que persiguen ahora «la experiencia del habitante» como razón de su existencia, creando atmosferas y sensaciones y centrándose en «el individuo como realidad independiente y completa».

Arquitectura Sensorial.jpg

La duda que nos queda ahora es si estas arquitecturas son el resultado de planteamientos artísticos, obviamente revisables y debatibles, pero pensados desde una óptica filosófica histórica y real o si, en realidad, tan solo se trata de una manifestación más del individualismo que supura desde nuestro proyecto social actual.

<< Volver

Ventajas y desventajas de una instalación de aerotermia para calefacción y ACS

Buenas tardes.

Antes de nada agradeceros la respuesta que os hice en el anterior mail.
Estoy con el proyecto de mi casa y ya que no tengo ningún tipo de experiencia ni conocimientos al respecto me surgen muchas dudas sobre este apasionante pero complicado camino que se nos presenta.
La duda que tengo ahora es sobre la instalación de agua caliente y calefacción.
Al principio nos recomendaron placas solares con radiadores eléctricos pero la verdad yo no soy muy partidaria utilizar los radiadores eléctricos.
También nos hablaron de la geotermia, pero ya que la casa solo va a tener 120m2 no nos recomendaron este tipo de sistema.
Ahora me surgen dudas respecto a la aerotermia, ya que la verdad no tengo ni idea de que se trata, que mecanismos utiliza, que requisitos tiene ni cual sería la inversión estimada para esto.
Por lo que agradecería que me pudieran aconsejar al respecto.
Que tipos de sistema hay para la calefacción y para el agua caliente, cual sería el más adecuado, más económico, más rentable y en concreto la aerotermia.
Espero no causar muchas molestias con mi consulta y que me la puedan resolver lo antes posible, ya que estamos con los últimos preparativos para presentar la documentación y así obtener la licencia.
Un saludo y muchísimas gracias.

En primer lugar, debemos decirte que la variedad de temas que tendríamos que tratar para dar respuesta a tu pregunta nos obligaría a escribir una respuesta excesivamente larga, según nuestra opinión, lo que nos ha llevado a tomar la decisión de que lo haremos de forma separada, es decir, en distintas respuestas. Así pues, en esta intentaremos tratar el tema de la aerotermia.

Leyes Termodinámica.jpg

1) ¿Que es la aerotermia?

La aerotermia es una tecnología que ha venido creciendo muchos en los últimos años. Su funcionamiento se basa en los sistemas de bombas de calor, con lo que han sido los fabricantes de equipos de aire acondicionado los principales impulsores de este sistema. Su procedimiento consiste en la extracción de la energía de la temperatura del aire, incluso cuando este se encuentra a temperaturas bajas. Esto se sustenta en las leyes de la termodinámica, ya que se aprovecha la energía del calor latente del aire, y los fabricantes argumentan que su consumo es inferior a lo que ofrece. Según estos, gracias a los nuevos avances, los equipos pueden trabajar potencias nominales que van desde el 10% al 120%, cuando los sistemas tradicionales gastan alrededor del 100% o más de lo que rinden, dato siempre ligado a las mermas. Este dato, como todos los que nos facilitan los que nos intentan vender algo, no es del todo honesto.

Este sistema se viene utilizando principalmente frente al gas, el gasoil y el resto de energías calóricas, como la solución energética en edificios de oficinas, aeropuertos, hospitales y otros equipamientos públicos. Últimamente, se está introduciendo con fuerza en comunidades de vecinos tanto sustituyendo sistemas antiguos, como en edificios de nueva construcción, chalets adosados o casas unifamiliares, presentándose como una alternativa limpia y sostenible, que según los fabricantes supone un ahorro de hasta un 70% en las facturas de calefacción y agua caliente, respecto a otros sistemas como gasoil, gas o pellet. Aún así, hay que tener mucho cuidado a la hora de comprar las etiquetas de limpio y sostenible que con tanta facilidad se vienen colgando últimamente a las nuevas propuestas.

Aerotermia.png

http://www.toshiba-aire.es/

2) ¿Cómo funciona una instalación de aerotermia?

Esta instalación, como ya se ha apuntado, está basada en el funcionamiento de los equipos de aire acondicionado y bomba de calor que habitualmente tenemos en casa los más desafortunados que hemos podido comprar un piso durante el boom de la construcción. Constan de una unidad exterior y de un circuito con refrigerante que conectará con una unidad interior. Esta unidad interior, transmite la energía a los diferentes aparatos de consumo con la ayuda de una serie de intercambiadores de calor. En algunos casos, el sistema puede ser del tipo aire-agua, alimentando el circuito de ACS a través de un acumulador y el de calefacción compuesto por un depósito de inercia, todo ello con un circuito cerrado. Estos sistemas incorporan una resistencia (en general eléctrica) como sistema de soporte, que se pone en funcionamiento a partir de una determinada potencia, cuando la bomba de calor no puede aportar suficiente energía, que suele ser cuando las condiciones exteriores son más desfavorables. Esto genera un aumento en el consumo eléctrico bastante considerable.

Estas instalaciones suelen estar diseñadas y calculadas para sustituir la calderas mixtas o los sistemas tradicionales de calefacción y permiten además dar un servicio de refrigeración, bien con suelo refrescante o con fan-coils.

Instalacion aerotermia.jpg

http://www.ecohouses.es/

3) ¿Es la aerotermia una energía limpia y sostenible?

Es habitual encontrase en los folletos informativos de empresas dedicadas a éste tipo de sistemas afirmaciones como que «la aerotermia es el sistema más limpio y sostenible que existe, pues no necesita de la combustión para obtener calor y que no emite humos», ya que es una energía que transforma el calor latente del aire gracias a un apoyo de energía eléctrica. Y es justo en este último punto donde debemos prestar especial atención, pues, como ya sabemos, la energía eléctrica es una gran fuente de emisiones de CO₂ durante su proceso de generación, y más en un país como España, donde la apuesta por energías alternativas y sostenibles no termina de ser del todo seria.

A pesar de ello, no hay que perder de vista que se trata de un sistema alternativo bastante interesante, sobretodo en lugares donde existan dificultades en la suministración de otras fuentes energéticas, pues además del ahorro económico que supondrá no tener que realizar todas las instalaciones o operaciones para subministro del combustible, nos ahorraremos un gran el esfuerzo material y todo el impacto ambiental y visual que este proceso supondría.

_MG_0646.JPG

4) ¿Supone un ahorro real frente a las instalaciones clásicas?

Lo que tampoco está nada claro es si realmente obtenemos un ahorro energético y económico, tal y como cuentan los fabricantes.

El ahorro económico dependerá básicamente del precio del combustible utilizado, teniendo en cuenta las fluctuaciones de precio de estos a lo largo del tiempo, y del coste de la inversión inicial, incluyendo en este último todos los equipos y las instalaciones para el subministro de combustibles y el buen funcionamiento de la instalación. Hay que tener en cuenta que la aerotermia, aunque su principio suponga extraer la energía del aire, usa como combustible la energía eléctrica, y que esta viene sufriendo desde los últimos años importantes y continuas subidas de precio. Asimismo, la instalación de un equipo de estas características supondrá un incremento en nuestro coste del recibo, pues tendremos que aumentar la potencia contratada por encima de los estándares.

Si lo comparamos, por ejemplo, con una instalación con caldera de condensación combinada con una enfriadora de aire-agua (que puede ser una instalación bastante típica), podemos ver que el ahorro anual, teniendo en cuenta todos los parámetros anteriormente descritos, hablaría en favor del sistema tradicional de gas, de alrededor de un 5%. Si realizáramos esta misma comparación pero con una caldera de biomasa de alto rendimiento en lugar de la de gas, el ahorro se incrementaría hasta un 20%. Obviamente, esto son cálculos teóricos y habría que ajustarlos a las condiciones de potencia y ambientales de cada lugar o proyecto, precios actuales y estimaciones de subidas y bajadas futuras y solicitaciones de cada usuario; aún así, han sido realizados por uno de nuestros ingenieros, con lo que intentan ser bastante afinados.

Pellets.jpg

http://pescaex.com/

Nuestra principal conclusión es que la aerotermia se trata aún de una tecnología joven que, aunque con un gran futuro por delante, necesita de importantes mejoras técnicas para liberarse de su excesiva dependencia de la red eléctrica. Así pues, será un buen sistema si se utiliza en zonas de climas templados, ya que cuando sus emisores trabajen a temperaturas extremas, bajan mucho el rendimiento y requieren de demasiado apoyo. En este sentido, si se decide instalar en estas zonas (o en edificios con mal aislamiento, como en el caso de las rehabilitaciones) es casi seguro que deberemos contar con un sistema de apoyo con caldera. También deberemos tener en cuenta que, al no disponer de potencia de reserva (como cuando usamos un sistema con caldera) deberemos afinar mucho los cálculos en proyecto, con lo que se podría incrementar el precio de éste.

Una de sus ventajas más destacables es que, además de servirnos como sistema de calefacción, nos pueden aportar refrigeración mediante los distintos aparatos de consumo conocidos, con lo que nos ahorraremos los costes de instalación de otro sistema para este fin.

Esperemos haberte aclarado alguna cuestión y responderemos al resto de tus dudas en la próxima entrega!

Saludos!

<< Volver

Iniciativas Solidarias de Arquitectura

Buenos días,

Mi nombre es Carlos López. Soy arquitecto, pero ahora me encuentro en un impas a nivel laboral, buscando como utilizar mis conocimientos ayudando a los demás de una forma creativa y sostenible
Me gustaría saber que voluntariados o proyectos de cooperación y desarrollo están ahora en marcha en los que pudieran necesitar un arquitecto como voluntario.

Muchas gracias

Hola Carlos,

hemos estado unos días estudiando si la respuesta a tu mensaje debíamos ponerla en la sección de «El consultorio» o, por el contrario, en el apartado de «El arquitecto solidario», pues teóricamente se trata de una consulta, pero el tema tratado es más adecuado para esta sección, así que al final hemos decidido publicarla junto con las demás propuestas solidarias. En fin, que nos has traído de cabeza unos cuantos días, provocando acaloradas discusiones en la redacción! Aún así, agradecemos que confiaras en nosotros pues, en el fondo, somos gente de pelearnos.

Solidario tallada

Resueltos estos problemas filosóficos, hemos llevado a cabo un pequeño trabajo de investigación para ti, pues (por desgracia) no resulta nada sencillo dar respuesta a tu pregunta. De hecho, es un poco lo que tratamos de hacer en nuestra sección de «El arquitecto solidario», crear un pequeño directorio o guía de algunas de las iniciativas solidarias que se estén llevando a cabo actualmente, en las que, como perfil de voluntario, pueda encajar la polivalente figura del arquitecto. Aunque, todo hay que decirlo, no estamos teniendo el éxito que esperábamos; aún!

Así pues, aparte de lo que te vamos a decir aquí, te recomendamos que visites algunas páginas web y contactes con algunas de las ONG’s que tenemos publicadas en nuestra sección, y que es muy probable que tengan iniciativas y proyectos activos o futuros en los que puedes encajar, como por ejemplo Base-A, Acción Balear, Hugging Nepal…etc. Como hemos dicho, es francamente difícil encontrar iniciativas solidarias de arquitectura en internet, pero en este sentido te será muy útil utilizar una herramienta como facebook, sobretodo siguiendo a páginas o metiéndote en grupos como Arquitectura Solidaria, Cursos de bioconstrucción en España, Construcciones en bambú y proyectos de lucha por el cambio climático o cualquier otro en el que te parezca que te podrás mantener un poco informado sobre las iniciativas y novedades que van apareciendo (y que nos encantaría que compartieras con nosotros para poder adherirnos a ellos).

Base A arquitectura i cooperació

Aunque la filosofía de esta sección suele ser la dar voz de forma prioritaria a ONG’s pequeñas y sin muchos recursos para la autopromoción, por la naturaleza de tu consulta nos vemos forzados a destacar lo que podríamos considerar una de las ONG’s por excelencia en proyectos solidarios para arquitectos, se trata de Arquitectura sin fronteras. Precisamente, esta organización no hace mucho ha abierto una campaña a nivel nacional para mejorar su imagen corporativa, y necesita voluntarios/as para realizar diseños para su página web, redes sociales y folletos informativos. Se trata de un voluntariado a nivel nacional (así no tendrías que desplazarte) y que requiere una colaboración continua pero flexible, adaptándose a la disponibilidad del voluntario/a. Es cierto que requieren cierta formación y experiencia en diseño gráfico pero, como hemos dicho antes, la figura del arquitecto resulta ser más flexible y adaptable de lo que en general la gente cree, y quien mejor para saber esto que una asociación de arquitectos. Aparte de esto, también te pueden interesar algunas campañas que tienen en marcha, así que creemos que deberías pasarte por su web.

Arquitectura sin fronteras.png

Otra buena opción que tienes es estar atento al Programa de Becas del Servicio de Voluntariado Europeo (SVE) concedidas por la Unión Europea dentro del programa Erasmus + (solo si tienes entre 17 y 30 años), en las que podrás realizar voluntariados en países de la Unión Europea con todos los gastos cubiertos (viaje, seguro médico, alojamiento, manutención y dinero de bolsillo). Existen muchas oportunidades en este sentido y en algunos voluntariados, aunque no estén exclusivamente dedicados a la arquitectura, a menudo se trabaja en el uso de energías renovables, la sostenibilidad, el reciclaje y el uso de materiales de construcción ecológicos. Además, a los voluntarios muchas veces se les da la opción de proponer y desarrollar sus propias iniciativas.

A parte de todo esto, una excelente manera de sacar provecho de los amplios conocimientos que has adquirido en tu carrera es buscando proyectos de cooperación en los que, aún no estando relacionados con la arquitectura o no buscar un arquitecto como perfil de voluntario específicamente, puedas aportarles un punto de vista diferente y hacerles crecer como iniciativa. Como el concepto es muy amplio, te propondremos algún ejemplo más concreto. La Asociación de voluntarios Children of África ofrece un voluntariado rural en Kenya cuyo objetivos van a ser dar clases, ofrecer ayuda sanitaria, colaborar en el mantenimiento de los edificios, construir nuevas aulas, ayudar en casas de acogida, en el dispensario médico…etc. En esta iniciativa, pese a no tratarse de forma específica o única de un proyecto de arquitectura, es evidente que la presencia de un arquitecto sería de mucha utilidad, tanto como para el voluntario, como para la ONG y los beneficiarios del proyecto. Al final, el objetivo siempre es el mismo, poder intercambiar conocimientos para beneficio de todos!

logo-children-of-africa

Esperemos haberte sido de ayuda y, si no es así, no dudes en ponerte de nuevo en contacto con nosotros y te ayudaremos en lo que se te haya quedado en el tintero!

Saludos!

<< Volver

Forjado Sanitario o Solera ventilada

Buenas tardes.

Estoy con los planos de mi casa y el arquitecto me presenta una serie de preguntas.

Entre ellas la siguiente:

– En el suelo en contacto con el terreno hay dos opciones a elegir: un forjado sanitario o una solera ventilada.

Me gustaría poder darle una respuesta pero no conozco ninguno de los dos términos, por lo que agradecería que me lo pudieran aclarar.

Por otra parte me recomiendan meter una placa, aislamiento y bovedillas.

Podría por favor, resolverme la duda e indicarme que sería lo más adecuado para una vivienda de planta baja unifamiliar aislada en Pontevedra.

Espero respuesta lo antes posible, un saludo y muchas gracias.

Solera ventilada foto.jpg

www.arquisolux.com

Hola Lorena,

en primer lugar darte muchos ánimos en el diseño y construcción de tu nuevo hogar y decirte que aquí estamos para resolverte cualquier otra cuestión que te se plantee. Estamos seguros de que va a quedar genial!!

Dicho esto, pasamos a intentar despejarte algunas de las dudas que deben rondar por tu cabeza ahora mismo. En primer lugar, intentaremos explicarte que es un forjado sanitario y que es una solera ventilada, qué diferencias hay, para que sirven y que ventajas y desventajas presentan.

Forjado Sanitario sección.gif

www.bibliocad.com

Asumiendo que ya sabes lo que es un forjado (sistema estructural horizontal formado generalmente por viguetas, jácenas y bovedillas), el forjado sanitario no es más que un simple forjado normal elevado a escasos metros del suelo (en general alrededor de 0’5 metros, aunque es una distancia variable) y que sirve en esencia para evitar las humedades en el suelo de planta baja. Del mismo modo, y asumiendo que no conoces o no estás familiarizada con el término «solera», podríamos resumirte dicha palabra como la «placa» horizontal formada a base de mortero de cemento y malla de acero que seguro que estas pisando ahora mismo, es decir, un suelo. Así pues, la solera ventilada será un tipo de solera que, al igual que el forjado sanitario, se elevará a una altura similar (y también variable) del terreno, esencialmente por los mismos motivos o buscando aportar las mismas ventajas a la construcción.

Ahora que (esperemos) tienes más claro que es una cosa y que es la otra, seguro que te estás preguntando para que sirven. Este tipo de soluciones constructivas son las más empleadas a la hora de construir una planta baja en la que no haya previsto construir nada debajo (ningún parking, sótano, zulo o lo que se te ocurra), por tal de evitar la aparición de humedades procedentes del terreno. Estas humedades tanto pueden aparecer por lluvias, inundaciones (y teniendo en cuenta la zona en la que te encuentras, bajo nuestra opinión, es absolutamente innegociable que adoptes alguna de estas propuestas) o simplemente por capilaridad, es decir, que los materiales que se encuentran en contacto con el suelo absorban a través de sus poros la humedad del terreno y la transporten al suelo de planta baja. Además, estos espacios que quedan «muertos» son aprovechados para el paso de instalaciones, con lo que te ahorras mucho trabajo de excavaciones y, si tienen suficiente cota, pueden ser aprovechados para labores de mantenimiento, reparación en caso de avería o para cualquier uso ilegal que se te ocurra (esto último es broma, un poco de humor nunca viene mal).

Solera ventilada Caviti.gif

www.bloquesautocad.com

Que es mejor y que es peor? Como en casi todas nuestras consultas, eso lo dejaremos a tu criterio; eso sí, te vamos a intentar dotar de las herramientas suficientes para que puedas decidir con suficiente juicio. El forjado sanitario presenta su principal ventaja en su comportamiento estructural, pues este carga directamente a la estructura y transmite todas sus cargas a los cimientos, con lo que es mucho más seguro y estable. Hay quien intenta vender esta característica precisamente como una ventaja de las soleras ventiladas, pues argumentan que así se descarga la estructura y se reduce las dimensiones de esta provocando un ahorro de materiales, pero en nuestra opinión la reducción resulta tan ínfima que creemos que no vale la pena considerarla. Así pues, la solera dependerá directamente de donde se apoye (generalmente se construye una base de 10 cm de hormigón directamente sobre el terreno) con lo cualquier asiento diferencial o terreno expansivo le puede afectar mucho más que a un forjado sanitario (aparición de grietas o hundimientos parciales).

Forjado Sanitario foto.jpg

www.obrasonline.com

Pero no nos pongamos dramáticos! La solera ventilada es un sistema totalmente probado y con garantías de funcionar bien y que, si se instala correctamente, no tiene porqué dar estos problemas. Esta es la otra principal desventaja a la hora de decidirse por él, pues implica que los técnicos conozcan y juzguen de forma correcta cuando se puede utilizar (seguro que tu arquitecto sabe lo que hace y por eso te ha propuesto el sistema) y, lo que por desgracia no viene siendo tan habitual, que el constructor sepa que existe y como se debe ejecutar, aunque su proceso de ejecución no es demasiado complicado. Por lo demás es un sistema mucho más económico, fácil de adaptar y de instalar y mucho más rápido en su ejecución. Asimismo, algunos estudios han señalan que ventila mucho mejor, ya que lo puede hacer en ambas direcciones (si el edificio es a cuatro caras) cuando el forjado sanitario, en cambio, solo lo hace en una dirección, por tener unos muretes en la otra que lo sustentan y que le impiden esa «doble ventilación». No hay que olvidar también que algunos forjados sanitarios, si no se ejecutan correctamente, pueden tener algunos problemas de carbonatación por humedades de condensación que no aparecen en el caso de las soleras ventiladas.

Solera ventilada.jpg

www.arquisolux.com

El aislamiento es otra factor que se debe cuidar muy bien, sino quieres que aparezcan humedades ni tengas perdidas térmicas. En el caso de la solera ventilada se recomienda extender un manto continuo sobre el terreno con una membrana impermeable para evitar la capilaridad. Los forjados sanitarios, por su parte, generalmente se resuelven con bovedillas de porex (tienes aquí un enlace que te puede interesar) que le confieren buenas propiedades de aislamiento térmico, aunque se recomienda reforzarlo colocando otros asilamientos entre forjado y capa de compresión para evitar en puente térmico en las viguetas (laminas minerales o poliestirenos, laminas de aislante tricapa…etc.).

Esperemos haber sido de ayuda y no dudes en consultarnos lo que sea mientras dure este bonito y complicado proceso de construirte tu hogar.

Saludos!

<< Volver

La obra de arte colectiva y el individualismo

A la vez que la humanidad ha ido descubriendo que no era el centro del universo, el individuo se ha ido creando su propio universo donde él mismo es el centro. Es el proceso de individualización, de desvalorización y desmembramiento de una identidad grupal que, aunque sin duda aún muy activo, se perciben claros indicios de que está llegando a su fin. En la Edad Media el ser humano prácticamente no existía como unidad singular, sólo en casos muy excepcionales (reyes, papas…etc.), y la humanidad era un ente colectivo al servicio de Dios. Poco a poco (tal vez podríamos ubicar sus comienzos en el Renacimiento italiano), el individuo fue descubriendo sus propias singularidades y el sentimiento de ser parte de un entidad colectiva empezó su proceso de disolución.

Porcho antiguo.jpg

En los últimos años, hemos asistido al despedazamiento acelerado de uno de los pocos resquicios de esta identidad arcaica: la familia. La Generación de la Transición (haciendo una excesiva generalización) se podría considerar como una de las últimas en sacrificar su felicidad personal pensando en este bien colectivo que es la familia. La prosperidad de esta, era más importante que la suya propia y, a menudo, se veían obligados a actuar como funambulistas soportando uniones que con gusto hubiesen terminado mucho antes. No hace falta que digamos que hoy en día pocos de nosotros seríamos capaces de hacer un sacrificio similar, y eso hace que la familia, tal y como la conocemos hasta ahora, esté condenada a desaparecer, a dejar de ser esa unidad. No estamos diciendo que esta afirmación tenga un significado negativo, pues no vamos a entrar aquí en juicios de valor sobre lo que es mejor o peor.

En el caso del arte, se ha llegado a una situación donde la obra individual está en una posición dominante frente a la colectiva, hasta el punto en el que una obra colectiva a menudo se llega a confundir al considerarla como individual, atribuyéndose equivocadamente a un único autor y elevando a este a la categoría de genio. Un caso muy evidente es el del cine. Es incuestionable, y en ningún caso tratamos aquí de ponerlo en duda, que la persona que es capaz de dirigir el grupo humano que participa en la creación de una película, y que es un grupo de artistas, necesita de un gran punto de genialidad, ya que la obra colectiva siempre es más difícil de llevar a cabo que la individual, pero atribuir la autoría (o el mayor reconocimiento) de ésta a un solo individuo es poco menos que insultante para el resto.

ludwig-mies-van-der-rohe

Por ejemplo, las orquestas de música clásica tienen un director. No obstante, esto no quiere decir que él sea el autor de aquella pieza, o al menos la mayoría de veces no es así, ni tampoco quien toca los instrumentos, pero sí que es el encargado de que aquello suene de una determinada manera. Entonces, ¿quién emociona al espectador? Los músicos? Con su brillante interpretación. El director? Que marca un sonido y un estilo propios. O el compositor? Que ha pensado esa pieza y la ha creado de la nada.

La arquitectura, que tiene la extraña habilidad de estar siempre a la vanguardia cuando no le toca, es quien ha sufrido de una forma más fustigante el látigo de la individualización. Si volviéramos a la Edad Media y pudiésemos tener contacto directo con el grupo humano que trabajaba en la construcción de una catedral, por ejemplo, podríamos corroborar que se trataba en efecto de un grupo de artistas colaborando bajo una obra global. Actualmente, en cambio, podemos desafiar a cualquiera invitándolo a encontrar un solo artista participando físicamente en la construcción de cualquier edificio contemporáneo, por importante que este sea, pues los individuos que encontrará trabajando allí están muy alejados del concepto que la mayoría tenemos de artista. Aquí también juega un papel muy importante la especialización sufrida por el sector de la construcción (que ha «simplificado» las tareas) y que ha sido la otra tendencia impulsada o impulsora de lo que se está argumentado, pero este ya es otro debate en el que no entraremos hoy.

Obrero trabajando.jpg

En definitiva, lo que intentamos transmitir es que, con el sistema adquirido actualmente en la construcción de edificios, la individualización en su autoría es más que evidente, aunque pocas veces responda a algo «enteramente real», pues sus autores efectivos casi siempre son el resultado de colaboraciones entre varios de ellos. De hecho, actualmente ya se observan tímidos indicios a la hora de admitirlo, e incluso cada vez podemos encontrarnos más arquitectos asociados o trabajando de forma cooperativa; aún así, lo hacen todavía bajo la pesada losa de la firma personal, aunque vaya sucedida de la palabra «asociados» o «cooperativa».

Volviendo a la obra de arte individual y al individualismo, no sería una locura atrevernos a afirmar que, en realidad, esta no existe como tal. Si observamos el proceso creativo de algunas formas de arte clásicas que se podrían considerar extremadamente individualistas, como por ejemplo la pintura o la escritura, veremos que estas no son más que la interpretación o filtración de una realidad que implica a muchas más personas que al propio autor, aunque sea una obra puramente de ficción o de abstracción; o acaso no somos conscientes que la abstracción o la ficción literaria (o pictórica) se basan siempre en una realidad palpable? Además, esta filtración está, sin ninguna duda, condicionada de forma trascendental por el entorno inmediato al creador. Este hecho, se corrobora con la actitud que observamos en la mayoría de estos autores individuales, pues aun cuando se puso de moda la figura del genio solitario, estos continuaban buscando sus fuentes de inspiración en el intercambio con otras personas, animales, entornos o culturas (aunque no lo admitieran).

Trabajo en colaboracion.jpg

En nuestra opinión, hay que olvidarse pues de los genios únicos y personificados que tienen montones de ideas brillantes, ya que la clave de la originalidad está en el intercambio. El trabajo en equipo nos lleva al intercambio y a la interacción con otros seres y puntos de vista, y esto nos lleva al éxito y la plenitud creativa. Es la vuelta a la obra de arte colectiva. Todos los genios que nos explican que a diario tienen ocurrencias, invenciones y una infinidad de ideas, todas ellas excepcionalmente originales, complejas y misteriosamente sacadas de una especie de bolsillo mágico llamado «talento», no existen. Estas personas están aún triunfando básicamente por dos motivos:

El primero es porqué suelen estar rodeados de personas que entienden y tienen ideas embrionarias, y que no les importa vivir a la sombra de otros artistas. Así, gracias a la colaboración y al trabajo en equipo, no solo consiguen que esas ideas se materialicen, sino que además cogen una complejidad que sin duda su «autor» nunca hubiese alcanzado por sí solo. Un idiota con buenas ideas jamás dejará de ser un simple idiota sino las intercambia con alguien. Y estas nunca llegarán a ver la luz o, en el mejor de los casos, lo van a hacer de forma poco destacable.

El segundo motivo es porque vivimos dentro de un mundo individualizado; nuestra sociedad necesita personalizar el éxito para tener un espejo en el que reflejarse. Focalizándolo en una persona que represente el triunfo, vendiendo la idea de talento, somos capaces de seguir comprando el sueño americano de buen grado; la sociedad igualitaria en la que todo el mundo puede llegar a ser lo que se proponga venga de donde venga sigue en promoción y, si alguien no lo consigue, va a ser exclusivamente culpa suya, pues el sistema es perfecto y los únicos responsables de nuestro propio fracaso somos nosotros mismos. Sigue gastando recursos en busca de tu talento o acepta tu fracaso!

Muñeco de nieve.jpg

O quizá, todo este escrito, no sea más que otra excusa para los que carecemos de talento y originalidad.

<< Volver

Honorarios y Trámites para la Legalización de una Vivienda

Buenas tardes, me encuentro ante la siguiente situación. Soy arquitecta desde hace un año, y otro arquitecto desbordado de trabajo va a delegar en mi la legalización de una vivienda. Yo he de hacer todos los trámites y planos necesarios para llevarlo a cabo, pero posteriormente él lo revisará y firmará como responsable. La vivienda es de 96 m2 construidos con garaje en planta baja de otros 96 m2. No tengo ni idea de cuanto cobrar por ello ¿Sabrían orientarme ? Gracias, y siento las molestias.

Hola Belén!

En primer lugar pedirte disculpas por tardar tanto en procesar tu consulta, pero teniendo en cuenta el periodo del año en que estábamos (y que teníamos al grueso de nuestra plantilla de vacaciones), alguno problemas técnicos y que las consultas se nos acumulan, hemos tratado de ir lo más rápido posible.

Dicho esto y en primer lugar, quiero señalar que esta ha sido una consulta realmente difícil de responder, pues los honorarios de un técnico dependerán siempre de diversos y variables factores. Lo primero que supuestamente debería decirte, es que preguntes a tu colegio (si estás colegiada) pero allí solo podrán darte información de forma extraoficial; aunque esta puede que te resulte muy útil, como ya sabrás, la Ley Omnibus les prohíbe determinar los honorarios que debes cobrar, pues estos son ahora libres y cada profesional puede establecer los suyos según sus intereses.

Honorarios Legalizacion Vivienda.jpg

Una buena estrategia que puedes seguir es la de pensar y planificar muy bien toda la cantidad de trabajo que deberás afrontar, imaginando cuánto tiempo te puede costar, que gastos vas a tener (desplazamientos, colegio…etc.) y después de eso tratar de poner un precio por hora que te parezca coherente para el tipo de trabajo que realizas.

Desconozco totalmente que experiencia tienes en proyectos, pero decirte que un expediente de legalización es muy similar a un proyecto normal. Deberás justificar el cumplimiento de la normativa de una forma parecida, y la única diferencia significativa se encuentra en el pliego de condiciones, las mediciones y el presupuesto, que se reducen a la mínima expresión o en algunos casos ni tan solo existen.

Proyecto de Legalización Vivienda.jpg

Para que te hagas una idea, la estructura general de un expediente de legalización es la siguiente:

  1. MEMORIA

– Datos Generales

– Memoria descriptiva: Datos de emplazamiento / Datos del solar / Antecedentes del expediente de legalización / Planeamiento urbanístico de aplicación / Cuadro resumen de los parámetros urbanísticos de lo construido / Programa y descripción general del edificio / Cuadros de superficies por usos y totales…etc.

– Memoria Constructiva: Sustentación del edificio y sistema estructural / Sistema envolvente / Sistema de compartimentación / Sistema de acabados / Sistemas de acondicionamiento, instalaciones y servicios / Equipamiento / Urbanización de los espacios exteriores adscritos al edificio…etc.

– NORMATIVA TÉCNICA APLICABLE

  1. DOCUMENTACIÓN GRÁFICA. PLANOS

– DEFINICIÓN URBANÍSTICA Y DE IMPLANTACIÓN / DEFINICIÓN ARQUITECTÓNICA DEL              EDIFICIO / SISTEMA ESTRUCTURAL / SISTEMAS CONSTRUCTIVOS / SISTEMA DE        ACONDICIONAMIENTOS, INSTALACIONES Y SERVICIOS

  1. MEDICIONES Y VALORACIÓN
  2. DOCUMENTOS COMPLEMENTARIOS

También a modo ilustrativo, te vamos a facilitar a continuación un presupuesto aproximado de una legalización que nosotros mismos realizamos no hace mucho tiempo atrás; aunque en este caso nosotros sí teníamos responsabilidad y en el tuyo, sino hemos entendido mal, este es un apartado de la que estás exenta (y que precisamente es una parte que hace incrementar mucho el coste en nuestro trabajo) te puede servir como orientación.

HONORARIOS PARA LA LEGALIZACIÓN DE UNA VIVIENDA DE APROXIMADAMENTE 80 m².

El Presupuesto de Ejecución Material es de: 54.949,00 €.

PROYECTO DE LEGALIZACIÓN ______________________________________ 1292,41 €

GASTOS COLEGIALES (Visados, seguros, etc.)__________________________ 324,73 €

IVA (21%)_________________________________________________________________ 339,59 €

TOTAL HONORARIOS: ________________________________________________ 1956,73 €

Honorarios Proyecto Legalizacion.jpg

Por último, y a modo de recomendación, decirte también que si esta es tu primera colaboración con este arquitecto quizás te interese ajustar el precio lo máximo que puedas, para garantizarte así futuras colaboraciones. No olvides que lo que haces es, en esencia, trabajar para él, así que cuanto más contento esté con tu aportación más posibilidades tendrás de tener una relación fructífera para ti. Aún así, no te rebajes mucho; aunque esta sea una red de técnicos Low Cost (a pesar de que a algunos remilgados les pese) nosotros nunca recomendamos trabajar con honorarios excesivamente bajos, pues esto va a degradar tu postura para futuros encargos. El término «excesivamente», mucho me temo, que lo vamos a dejar para tu interpretación!

Saludos y esperamos haber sido de ayuda.

<< Volver

La mejor opción es la Prostitución

Desde el día en que esta plataforma despegó, hemos recibido mensajes de algunas personas del entorno de la arquitectura criticando o desprestigiando la iniciativa, por considerar (de forma muy legitima) que es un acto de degradación hacia la profesión del arquitecto, ingeniero de la edificación (arquitecto técnico o aparejador), diseñador de interiores (o interiorista), delineante u otras profesiones técnicas a las que tratamos de dar cabida en nuestra pequeña comunidad. Nosotros siempre respetamos las opiniones de todo el mundo (aunque en algunos casos se escondan tras la mascara del anonimato de internet) pero, a veces, observamos ciertas subidas de tono en estos descalificativos que nos ha hecho creer que existía la necesidad de redactar esta entrada, para aclarar las intenciones reales de nuestra iniciativa y calmar un poco los ánimos (o terminar de encenderlos del todo).

Arquitectos en paro.jpg

blog.elpais.com

Todo empezó tras leer un artículo publicado en el blog del diario el País en 2013 donde  se podía ver que el 71% de los cerca de 50.000 arquitectos españoles se encontraba en situación de precariedad: en paro, empleado ilegalmente o con sueldos inferiores a mil euros. Los datos de la noticia nos parecieron impactantes y, después de algunas discusiones post gintonics y conversaciones varias, decidimos emprender un pequeño estudio entre nuestros escasos clientes (y otros que nos habían rechazado) para intentar encontrar el origen del problema y, en consecuencia,  saber que se podía hacer al respecto.

Nuestro estudio concluyó con algunas de las sensaciones que ya habíamos tenido al poco de salir de las facultades e intentar entrar en un mercado laboral inmerso en plena crisis inmobiliaria: existe un rechazo automático, casi interiorizado, hacía el acto de incorporar la figura de un técnico cuando se está llevando a cabo cualquier proyecto relacionado con la construcción, y la mayoría de la gente intenta evitar su contratación, siempre que la ley se lo permita o incluso, a veces, saltando por encima de esta.

Así que nos preguntamos ¿de donde viene este rechazo? Después de hacer algunas encuestas, llegamos a la conclusión de que existe la percepción que la contratación de un técnico supone un incremento «considerable», a la vez que «evitable», sobre el precio final del producto. Este hecho nos sorprendió bastante puesto que, en la escuela, la mayoría de los profesores nos habían inculcado la idea de que uno de nuestros principales trabajos era ahorrarle dinero al cliente, sin por ello tener que reducir la calidad del producto final (al contrario, precisamente debíamos tratar de incrementarla). Pero la realidad es que, durante la burbuja inmobiliaria, muchos arquitectos se enriquecieron de forma ilegitima, pues su trabajo se asemejaba más al de un pizzero (se limitaban a hacer proyectos que eran casi como fotocopias, esparciendo ingredientes sobre un papel en blanco), que al de un arquitecto de verdad preocupado por hacer proyectos de calidad. Y este trabajo, llegó a estar sobre compensado económicamente.

SERVICIO A DOMICILIO copia

Esta claro pues, que los técnicos relacionados con la arquitectura tenemos fama de ser «caros» y nuestro trabajo de ser «prescindible». Después de esto, decidimos colocar la etiqueta «low cost» a esta iniciativa, para intentar mostrar a los potenciales clientes que la arquitectura no tiene porqué ser cara para ser buena, y que existen un montón de profesionales cualificados con ganas de trabajar, y dispuestos a recorrer grandes distancias a cambio de una oportunidad para demostrar su valía, y no de un beneficio desorbitado o con la intención de enriquecerse (entre los que nos incluimos). Como algunos de vosotros habéis dicho en alguna ocasión, esta etiqueta es «muy relativa».

Hemos recibido algunos insultos (de distintos tipos y en varios formatos) por habernos atrevido a poner esta etiqueta «Low Cost» justo después de las palabras «proyectos de arquitectura» o «técnicos de arquitectura» o simplemente de «arquitectura». E incluso alguna amenaza. Lo más repetido es considerar que la etiqueta «Low Cost» supone una prostitución de la profesión. Nada más lejos de nuestras intenciones, pues no pretendemos insultar a nadie, ni mucho menos degradar una profesión ni devaluarla. Aún así, resulta preocupante ver que entre la comunidad arquitectónica se considere más noble empezar la carrera profesional trabajando en un gran despacho de arquitectura, preparando cafés y haciendo fotocopias a cambio de 700 míseros euros, que intentar despegar por tu cuenta buscando clientes y empezando a trabajar bien y barato, para ganarte buena fama y poder establecerte definitivamente por tu cuenta (como se ha hecho toda la vida en la mayoría de profesiones). De un lado, queremos trabajar pero, del otro, no estamos dispuestos, de ninguna manera, a renunciar a nuestro «cache» ganado de una forma dudablemente legítima. Mi abuelo solía decirme que «borracho y la bota llena» no era posible.

Prostitución.jpg

Así pues, si no encontramos trabajo en un despacho a cambio de una limosna, y no podemos bajar nuestros honorarios sin ofender a los arcaicos, la única opción que nos queda para salir adelante quizás sea la prostitución sexual. Nosotros, por mucho que les pese a algunos, seguiremos luchando para que esto cambie. Y de momento, podemos presumir que lo hacemos sin recibir nada a cambio. Solo el desprecio y el insulto de algunos, y el agradecimiento de unos cuantos a los que hemos tenido el placer y la oportunidad de ayudar!

Nos vemos en alguna esquina compañeros!

<< Volver

Los tubos de cartón y Shigeru Ban

Hoy hablaremos de un material muy interesante al que el arquitecto japonés Shigeru Ban empezó a sacarle gran partido, tanto como elemento de cerramiento o decorativo como estructural, pero que creemos que no ha tenido la difusión y la continuación que debería. Se trata de los tubos de cartón. En esta primera entrega hablaremos y veremos obras genéricas a modo de introducción, para ver, en un segundo artículo, como el mismo arquitecto los usó en obras de emergencia y cooperación, para así daros ideas en este sentido.

Alvar Aalto exposition furniture.jpg

Exhibition Alvar Aalto furniture

Los tubos de cartón aportan ligereza y una resistencia estructural bastante aceptable, sobretodo a compresión. La resistencia a compresión de un tubo de cartón de 75 cm de diámetro y 1’5 cm de grueso es de unos 10 N/mm2 (Un muro de gero aguanta 100 kp/cm2 mientras que uno de hormigón 250 Kp/cm2). Por contrapartida tendremos que levantarlo siempre del suelo para evitar las humedades por capilaridad y las uniones entre distintas barras deberán ser siempre en seco (sin soldaduras) para evitar quemaduras. Habrá que protegerlo contra el fuego y el agua con un barniz especial.

La principal diferencia a la hora de ejecutar una estructura de bambú y cartón, dejando de lado algunas diferencias en el comportamiento estructural o la resistencia a agentes exteriores, es que los tubos de cartón son un material de origen industrial, mientras que el bambú o la caña es de origen natural, así que los diámetros del cartón serán siempre iguales, con lo que se nos facilitarán un poco la ejecución de los nudos.

Odawara Pavilion (1990): Esta es una de las primeras obras más reconocidas del arquitecto japonés, en la que el uso del cartón no es estructural. Es solo un elemento de cerramiento.

Odawara Pavilion.jpg

http://www.trbimg.com/img-506d14a3/turbine/la-hm-shigerubanpaper-3/750/750×422

Paper House (1995): En esta obra, aunque el aspecto estético del cartón sea similar, existe una evolución respecto a la anterior, ya que los tubos de papel se usan como elemento estructural.

Paper House

http://edition.cnn.com/2015/09/29/architecture/shigeru-ban-pritzker-permanent/

 

Japan Pavilion 2000 (Hannover): El problema de hacer proyectos con este material en un país desarrollado fue que no existía normativa al respecto. El arquitecto diseñó toda una estructura de malla a base de tubos de cartón aunque le se le obligó a poner unas cerchas de madera para mayor seguridad estructural. Los cimientos fueron hechos a base de sacos de arena.

Japan Pavilion 2000 Hannover.jpg

http://www.archdaily.com/

Como vemos, el uso de este material puede ser muy diverso, así como su expresión estética. Es un material muy accesible y su utilización se podría calificar perfectamente como sostenible, ya que si conocemos alguna industria cercana que los use, son considerados por estas como un residuo del que se deben deshacer. Así pues, si decidimos incluirlo en nuestras obras, tanto a nivel estructural como decorativo, les haremos un flaco favor al ayudarles a reducir el proceso de gestión de los residuos.

<< Volver

PARQUET NATURAL, TARIMA SINTÉTICA Y CERÁMICA PARQUET

Hola! Me estoy construyendo una casita y quería que el suelo fuera tipo parquet. En la comercial de materiales me ofrecen un montón de alternativas y, como siempre que voy allí, tengo la sensación que más que asesorarme lo que hacen es intentar venderme lo que a ellos les interesa. Me gustaría saber qué posibilidades existen y que opináis vosotros como técnicos respecto de cada una de ellas. Aprovecho para felicitaros por vuestra labor y espero que me aclaréis las dudas pues es algo que casi no me deja ni dormir. Saludos!

En primer lugar, decirte que existen miles de entradas en cientos de blogs sobre este tema, así que al principio nos extraño un poco tu pregunta, teniendo en cuenta la cantidad de información que se puede encontrar en la red en referencia a este tema. Aún así, cuando empezamos a leer la información disponible, en seguida nos dimos cuenta que la mayoría de artículos al respecto eran muy poco «científicos» y aún mucho menos imparciales, y que todos intentaban «venderte» un producto u otro.

Nuestra filosofía de trabajo como arquitectos nos dice que debemos siempre apostar por materiales nobles y sobre todo por aquellos que dicen la verdad, es decir, que no fingen ser lo que en realidad no son, pues estos, cuando envejezcan, lo harán de una forma elegante y aun siendo viejos los percibiremos como materiales insignes y reconocibles. A pesar de  esto, hemos decido redactar esta respuesta de forma que, aunque nosotros siempre solamos apostar por estos materiales naturales y que ese es sin duda el consejo que te queremos dar, puedas disponer de una información más neutral.

Existen cuatro opciones principales si al final decides instalar un pavimento tipo parquet:

1.- Parquet natural

Parquet natural composición.jpg

www.madergar.com

La madera, nos da calidez y obtenemos a través de esta una sensación de mayor elegancia y confort frente a otros materiales de pavimento que suelen ser más «bastos» o fríos. La estructura del parquet de madera natural puede ser a base de una superposición capas 0 formados por una sola tabla maciza más gruesa. Lo más común es que estén formados por tablillas de tres capas o más encoladas entre sí. La capa superior es la que conformará la superficie vista y suele estar tratada con ceras o barnices que le dan un aspecto brillante y elegante; acostumbra a ser es la más fina, y el grosor total de las tres capas suele estar alrededor de unos quince milímetros.

Ventajas del parquet natural: Entre las principales ventajas de colocar un parquet de madera natural están las mejorías estéticas que tiene apostar por un material noble (y que ya hemos comentado) y, aunque hoy en día los materiales de imitación están muy logrados hay que tener en cuenta que sus dibujos siguen un patrón homogéneo, frente a la irregularidad y espontaneidad de la madera natural. Entre otras propiedades destacables están sus excelentes capacidades como aislante térmico, el confort que se siente al andar descalzo sobre este (es un material cálido y agradable al tacto) o su gran durabilidad, pues permite un proceso de mantenimiento (conocido como «acuchillado») que dejará nuestra superficie como recién instalada. Un suelo de madera con un mantenimiento adecuado puede durar más que nosotros mismos.

Desventajas del parquet natural: La principal desventaja del parquet natural es el precio. Un suelo de madera maciza es más caro que uno de multicapa y este, a su vez, más caro que uno de sintético. La diferencia de precio entre un parquet sintético y natural viene a ser de unos 30€/m² o más. Otras cosas a tener en cuenta a la hora de poner este tipo de suelo es su mayor delicadeza frente a la mayoría de los pavimentos del mercado (sufrirán más daños ante la exposición solar, la humedad, los golpes o arañazos…etc.). En el caso del parquet natural, el proceso de instalación es lento y requiere personal cualificado y su proceso de mantenimiento, aunque antes lo hemos destacado como una ventaja, supone grandes molestias, pues se deben dejar las estancias libres y diáfanas, aparte de los ruidos y el polvo que produce. Asimismo, el parquet natural suele ser bastante ruidoso cuando se anda sobre él, aunque a algunos románticos como nosotros, nos encanta la melodía que produce.

2.- Tarima Flotante

Tarima sintética flotante composición.jpg

www.madergar.com

Este producto también está formado por múltiples capas, la mayoría de veces constituidas por productos derivados de la madera, aunque su capa superior puede ser a base de otros materiales sintéticos con un dibujo o textura impreso imitando la madera natural u otros materiales. Su estructura está formada por fibras de madera prensadas y el material de la capa superior dependerá de las necesidades de resistencia que tengamos. Esta capa suele ser mucho más protectora que los barnices y ceras de acabado que se aplican sobre el parquet natural.

Existen una gran cantidad de acabados, algunos de bastante calidad y muy realísticos, e incluso otros que incorporan un pequeño relieve imitando la madera rústica. El tamaño de las piezas depende de la casa comercial y de los distintos modelos, pero los más habituales suelen estar entre 1.250 mm y 1.350 mm de largo, 140 mm a 180 mm de ancho y 6 o 15 mm de grosor. Existen diversos modos de medir la calidad de un pavimento de este tipo, como los años de garantía que nos dé el fabricante, el grado de resistencia frente a la abrasión (según la norma EN 13329.1 que clasifica estos suelos en cinco categorías) o la clasificación según el tipo de uso que se le puede dar al pavimento (se usa la nomenclatura Clase 3X según si es de uso moderado, normal, intensivo o industrial).

Ventajas de la tarima flotante o sintética: Su precio suele ser bastante razonable (aunque dependiendo de la calidad de su capa de acabado también se nos puede disparar), se comercializan en formatos ligeros y fácilmente manejables y puede imitar distintos tipos de madera. Son suelos fáciles de limpiar y montar (se hace sin adhesivos, ni clavos, solo por encaje) y se puede instalar sobre casi cualquier superficie de forma muy sencilla. Su principal característica positiva es su excelencia resistencia a golpes, abrasiones, arañazos y a muchos agentes exteriores. Absorbe bien las dilataciones y contracciones y no necesita sufrir ningún proceso de aclimatación como la madera natural.

Desventajas de la tarima flotante o sintética: No se puede barnizar ni pulir, con lo que cuando se desgaste tendrá que ser reemplazado. El sonido producido al andar es poco natural y su aspecto puede parecer natural pero al tacto suele notarse que es artificial. Es un suelo bastante duro e inflexible (pese a estar amortiguado por su flotación), y si no se instala correctamente las juntas acostumbran a ser el principal punto débil. Los diseños de los acabados cambian constantemente, por lo que será difícil conseguir recambios si ha pasado mucho tiempo y se ha dejado de fabricar. Las reparaciones por daños parciales son imposibles y, por tanto, se requiere la sustitución de una o varias piezas.

3.- Parquet multicapa

Parquet natural multicapa composición.jpg

www.madergar.com

Esta es una opción intermedia para las personas que prefieren la madera natural pero que no pueden asumir los costes de un parquet o una tarima de madera maciza. El parquet multicapa consiste en una tarima flotante, con las mismas ventajas ya expresadas en el apartado anterior (excepto su excelente resistencia a los golpes, abrasiones y agentes exteriores), pero que, a diferencia de la sintética, cuenta con una capa superior de madera noble.

4.- Cerámica tipo parquet

En las estancias húmedas de la casa (o en las que se acostumbra a manejar líquidos), así como en las zonas de alto transito o con presencia de niños, los suelos de madera acostumbran a tener un desgaste mayor. Una solución muy extendida últimamente son los suelos de cerámica que simulan, mediante una textura o dibujo añadido, la madera natural. Existen diversas calidades de los acabados y las imitaciones (como en el caso de el parquet flotante), pero, aunque algunas personas aseguran que son prácticamente indistinguibles y que han tenido que tocar el suelo con las manos para diferenciarlos, en nuestra opinión el resultado obtenido dista bastante del que obtendríamos con una tarima sintética y, aún más, con un parquet natural.

Parquet-ceramico-Houston-Venis-03.jpg

www.porcelanosa.com

Ventajas del parquet cerámico: La alta resistencia al desgaste, a los golpes, a la abrasión y a los agentes exteriores es la principal ventaja de la cerámica frente a la madera, incluso superando de lejos la tarima sintética. Además, los suelos de madera son más delicados de limpiar y se necesitan productos específicos para estos. Este tipo de suelo suele valorarse mucho por la posibilidad de instalarlos en salones con salidas al exterior (donde la transmisión con arena o piedras es directa), en sitios con alto transito o incluso en exteriores o platos de ducha por ser un material resistente y poco poroso, además de existir la posibilidad de instalar piezas con relieves antideslizantes. Además, pueden colocarse también sobre paramentos verticales.

Desventajas del parquet cerámico: El precio de este material es su principal desventaja ya que, si queremos un producto de calidad y con un buen acabado, su precio se disparará bastante por encima de la mayoría de tarimas sintéticas e, incluso a veces, de la madera natural. Su colocación no es precisamente limpia ni sencilla; necesitaremos hacer obras y contar con personal cualificado ya que este tipo baldosas no son fáciles de poner,  pues el suelo tiene que estar muy bien nivelado y las piezas suelen tener un formato más grande de lo habitual (algunas hasta 1,20 metros de largo); además, las juntas deben ser finas y estar muy bien alineadas, para que se disimulen lo máximo posible. Es un material en el que se pierde la calidez de la madera, pues en realidad se trata de un material mucho más frío al tacto.

Como consejo final, ya que somos conscientes de que te hemos bombardeado con un montón de información, decirte que las principales diferencias las encontrarás entre materiales naturales (o nobles) y materiales que imitan a otros materiales. Estos últimos, cuando envejezcan tendrás que cambiarlos, pues no pueden sufrir un proceso de reparación ni mantenimiento ya que tienen una capa superficial que imita otro material, con lo que cuando esta se desgasta sale el «auténtico» material y ya no hay nada que hacer. Los primeros, en cambio, suelen ser algo más caros (aunque existen materiales considerados nobles muy baratos como el hormigón, el ladrillo, el gres…etc.) y tanto su mantenimiento como su colocación requerirán de personal especializado. A partir de aquí, debes valorar según tus prioridades…y tu presupuesto claro!

Un saludo y a tu disposición para lo que no te haya quedado claro!

<< Volver